Bergen

EL TELÉGRAFO - OCTAVO DÍA: BERGEN / DESEMBARQUE

Foto: Cruceristas y Cruceros ©


Conectamos por última vez en este crucero nuestro telégrafo para que Bernardo, administrador de Cruceristas y Cruceros, nos cuente cómo ha ido su desembarque del Monarch de Pullmantur.

BERGEN - 05.08.17

Hablamos con Bernardo

Crucerízate: Buenas noches Bernardo.
Bernardo: Buenas noches Chema.


Crucerízate: Llegó el triste final del crucero.
Bernardo: Así es. Uno no quiere, pero es inevitable.


Crucerízate: ¿Cómo ha transcurrido el día de hoy?
Bernardo: Pues la verdad que más tranquilo de lo habitual. Como te comenté, nos hemos despreocupado por completo de las maletas. En la tarde-noche de ayer estuvimos preparando lo que nos faltó, meter las últimas cosas y forrar el exterior con celofán. Lo hicimos antes de acostarnos, a las doce debíamos dejarlas en el pasillo.


Crucerízate: Y toda la documentación también os llegó al camarote nos comentaste, ¿verdad?
Bernardo: Así es. Nos enviaron al camarote las etiquetas correspondientes a nuestro vuelo por parte de la naviera, las de la línea aérea y las tarjetas de embarque con las instrucciones de que no teníamos que facturar nuestras maletas. Las encontraríamos directamente en el aeropuerto de Barcelona. 

Crucerízate: Aún así habéis tenido que madrugar.
Bernardo: Exacto. Debido al horario de nuestro vuelo y la hora de abandonar nuestro camarote hemos dormido poco. A las 8:00 debíamos dejar el camarote, y a las 8:30 acudir al punto de reunión del grupo de la etiqueta negra correspondiente a nuestro vuelo: Bergen-Barcelona, con lo cual hemos madrugado para no tener que ir cargados al restaurante y poder desayunar tranquilamente. Hemos vuelto después a por nuestras cosas. 

Crucerízate: ¿Qué tal el proceso de desembarque?
Bernardo: Sin problema. Nos acercamos a la discoteca, (punto de reunión), y nada más llegar han llamado por megafonía a los de otro vuelo que también estaban allí. A los diez minutos nos han llamado a nosotros para desembarcar y coger el autobús que nos llevaría al aeropuerto, siempre con personal de Pullmantur indicándonos.

Crucerízate: Tengo entendido que el aeropuerto de Bergen es nuevo, ¿es así?
Bernardo: Correcto, está todo impecable. De hecho aún está sin inaugurar oficialmente, y por ello las tiendas interiores aún no están operativas, salvo una. El control ha sido estricto, y no nos entendíamos demasiado con la persona que nos atendía, pero allí en nuestra cola había un empleado, (creo que de la naviera), que nos iba traduciendo e indicando todo. Una vez hemos pasado el control de seguridad nos han ofrecido unas botellas de agua y café de forma gratuita en compensación por no estar las tiendas abiertas todavía. Y a los niños helados. 


Crucerízate: Imagino que habréis solicitado la devolución de las tasas de las compras realizadas durante el viaje.
Bernardo: Correcto. Junto a la tienda que está justo enfrente una vez pasado el control se encuentra el lugar donde debíamos solicitar la devolución. Para ello es imprescindible rellenar el papel del ticket que nos dan y el pasaporte para comprobar los datos. Si no me equivoco se pueden reclamar a partir de algo más de trescientas coronas, como era nuestro caso hemos solicitado la devolución. 


Crucerízate: ¿La devolución es en efectivo?
Bernardo: Si la quieres en efectivo ha de ser en coronas, pero también puede hacerse a través de tarjeta de crédito. La persona que nos atiende habla muy bien español, cosa que hemos agradecido. 


Crucerízate: De ahí imagino que ya al avión, ¿no?
Bernardo: Exacto. Pero una vez embarcados nos comunican que vamos a esperar unos minutos a unos pasajeros que faltan. Pasa el tiempo y no aparecen, por lo que despegamos con retraso. Tenemos asignados, (como te comenté),  los mismos asientos que a la ida, esto nos ha gustado. 
Foto: Cruceristas y Cruceros ©

Crucerízate:
¿Cómo ha transcurrido el vuelo?
Bernardo: Ha transcurrido sin problemas, aunque ha tardado algo más de lo normal debido al fuerte viento lateral. Aún así en el avión no se ha notado nada. El piloto nos ha comunicado que llevábamos menos velocidad de lo habitual debido a dicho viento lateral, y además había que sumar el retraso a la hora de despegar, por lo que nuestra hora de llegada a Barcelona se ha visto algo afectada. Pero en general sin problemas. Una vez aterrizados nos indican que nos desprendamos de las prendas de abrigo ya que hace mucho calor. Ten en cuenta que salíamos de Noruega e íbamos incluso con plumas y algún pañuelo en el cuello. Efectivamente, al acceder al aeropuerto nos dio una "bofetada" de calor tremenda.


Crucerízate: ¿Ya teníais vuestro vehículo preparado?
Bernardo: No. Una vez en tierra hemos llamado al hotel para que nos recogieran tal y como habíamos quedado, ya que dejamos el coche en el parking. Hemos pensado en comer algo antes de ponernos en ruta y preguntamos en el hotel, y allí mismo hemos comimdo fenomenal. Nos hemos puesto en ruta y nos hemos turnamdo en la conducción hasta Alicante. Una  vez hemos llegado les hemos ofrecido a nuestros amigos hacer noche en nuestra para que descansen, pero han preferido seguir hasta Sevilla y hacerlo del tirón. Más tarde, a través de WhatsApp, nos comunican que han llegado perfectamente. 


Crucerízate: Pues me parece Bernardo que poco queda ya que contarnos, ¿verdad?
Bernardo: Verdad. Ha sido una experiencia inolvidable, (como el resto), pero ha llegado a su fin. Ahora sí que podemos decir, y muy a pesar nuestro: ¡Fin del crucero!. Eso sí, ahora toca soñar con el próximo.


Crucerízate: Exacto. Yo también hago lo mismo. Nada más desembarcar de un crucero ya estoy planificando el siguiente. Es una forma de seguir "en contacto" con este mundo que nos apasiona. Aunque con nuestros blogs personales no desconectamos nunca durante todo el año.
Bernardo: Correcto. Es una forma de estar permanentemente en contacto con el mar.

Crucerízate: Pues nada más Bernardo. Agradecerte enormemente toda la atención prestada durante estos ocho días. Nos has hecho sentir a bordo con tus relatos.
Bernardo: No hay nada que agradecer. Al contrario, ha sido un placer.


Crucerízate: Un saludo Bernardo y a planificar las siguientes vacaciones.
Bernardo: Un saludo para ti también y seguimos en contacto.



Desconectamos por última vez nuestro querido y particular telégrafo a través del cual Bernardo nos ha contado su crucero a bordo del Monarch de Pullmantur. Por momentos nos ha hecho sentir como si estuviésemos a bordo con él. Esperamos no tardar demasiado en ponerlo en marcha de nuevo para contaros otra singladura de primera mano.

Un saludo a tod@s


Únete a nuestro Grupo de Facebook



Conoce nuestra Página de Facebook










About Crucerízate

1 comentarios:

8i4rc25r0z dijo...

The weCreate group is very trained in utilizing real time information to determine what your best customer is trying to find, and making sure you are the company they discover. You should pick the right combination of cutting-edge geometry and power materials. Be certain to get the right Warm Winter Mist Humidifiers slicing tools and power holders, stop dust from coming into the workplace and think outdoors the box to devise progressive solutions.

Con la tecnología de Blogger.